Carmen: su lucha, su día a día.

Carmen Rosa, nos cuenta que, en el año 2006, cuando retornaba en su motocicleta, a su hogar en Santiago Rodríguez, fue impactada por un vehículo. A causa del accidente Carmen recibió varias heridas en la pierna izquierda que resultaron irreparables. Hizo todo lo que estuvo a su alcance para conservar su pierna. Tuvo varias operaciones en su pierna, pero al final resultaron infructuosas. Lo que llevó a la amputación de su pierna izquierda. Carmen duró 5 años en cama, pasó por momentos muy difíciles a causa de aquel accidente.

Luego de asistir a terapias, muchas terapias, procedió a investigar cuánto le costaría conseguir una prótesis que le permitiera comenzar una vida parecida a la que antes llevaba. Y aunque los precios de las prótesis siguen representando un gran reto, Carmen no se ha dado por vencida.

Con ayuda de su comunidad, llamada El Guanal, donde reside actualmente y donde se encuentra el nuevo acueducto del Proyecto. Actualmente con sus 53 años, ha estado reuniendo fondos para el fin. Además, es madre de 2 hijas, las cuales le ayudan con un pequeño negocio de venta de desayunos, que tienen en la parte de atrás de su hogar. Su hija mayor tiene 4 hijos, y la menor tiene 2 hijos pequeños.

Carmen nos cuenta, que antes era muy difícil conseguir agua para bañarse, limpiar, cocinar… Si su hermana o sus hijas no estaban en la casa, ella misma bajaba de la pequeña loma donde está su casa y caminaba hasta la llave de agua más cercana. Pero esta llave quedaba aproximadamente a 6 cuadras de su casa. Aveces el agua duraba de 2 meses a 3 meses sin llegar a la comunidad y la comunidad tenía que juntar dinero para comprar agua.

“¡Primero gracias a Dios, y luego a ustedes, por traernos agua! Porque ahora sí que tenemos agua, todos los días” – hoy, luego de la construcción del acueducto en El Guanal, Carmen aclama alegre.

“La vida es muy difícil porque tengo que ahorrar para la meta que tengo. Además de que si me enfermo debo de ir al Hospital que no me queda cerca. Pero teniendo agua, al menos se puede cocinar, comer rico, tener la casa limpia. Y después de que uno está cansado, darse un buen baño. Además de que ya no tenemos que comprar agua, y eso es un buen ahorro de dinero. Si tenemos que pagar, pero es menos de lo que antes teníamos que recolectar la comunidad entera y ahora estamos seguros de que siempre hay agua aquí. Mientras que tenemos una llave de agua que está aquí cerca, la vida se facilita un poco más”.

El programa de Seguridad Hídrica Liderada Localmente creado por USAID, busca proveer soluciones sostenibles, para que las comunidades puedan enfrentarse a los problemas relacionados al acceso de agua y servicios sanitarios. El programa es implementado por la Fundación REDDOM y es apoyado por las instituciones locales: Fundación Popular e Industrias San Miguel. Mientras que INAPA, Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados ha sido el encargado de instalar y darle el mantenimiento al sistema de agua en las comunidades de El Guanal y Arroyo Blanco, en la provincia de Santiago Rodriguez. El Proyecto sigue en crecimiento, demostrando que iniciativas como esta mejoran la calidad de vida de las personas y añaden valor a los servicios ecosistémicos.